mar.. 21, 2022

LA CIUDAD DE PUERTO PLATA EN EL NORTE DE QUISQUEYA (REP. DOMINICANA) NOS REGALA UN SI ROTUNDO A LA MISIÓN REDENTORISTA EN LA PROVINCIA DE SAN JUAN.

19 de marzo de 2022
 
Puerto Plata, Rep. Dominicana
 
Por: MRedentoristas.com
 
En un ambiente familiar y de alegría celebramos, el pasado 18 de marzo de 2022, en la zona norte de Quisqueya la bella, la profesión perpetua de nuestro Hno. José Enmanuel Peña Jiménez, C.Ss.R. En el contexto de las primeras vísperas de su onomástico, San José, José Enmanuel desde su contexto vital de desarrollo inicial como testigos y desde su educación familiar, sencilla pero cimentada en los mejores valores cristianos, fueron la clave que forjaron su vocación misionera. Gracias a ello hoy podemos decir ¡GRACIAS Hno. José Enmanuel Peña Jiménez, C.Ss.R.! por dar el paso definitivo a la misión redentorista.  
 
El Hno. José Enmanuel, C.Ss.R., ha tenido la oportunidad de participar en misiones, como parte de su proceso de formación que ha sido una interprovincial. Éste ha vivido su primera etapa en Casa San Gerardo en Rep. Dominicana. Luego en la Provincia de Bogotá dando fin en la Provincia de América Central en Belice y El Salvador. Con toda esta experiencia acumulada se abre paso a entregarlo todo en su nueva asignación en Azua, Rep. Dominicana. En esta misión estará colaborando y viviendo en comunidad consagrada junto al P. Luis A. Adorno, C.Ss.R. y el P. Jonas Seide, C.Ss.R. Sin duda alguna, esta integración a la misión de Azua del Hno. José Enmanuel, C.Ss.R. será de bendición y de dinamismo para la comunidad redentorista y toda su feligresía. 
 
Qué bueno es tenerte como servidor del Redentor, hijo de San Alfonso. Adelante, cuantas con el apoyo y las oraciones de toda tu comunidad redentorista de la Provincia de San Juan. Todos los oblatos, laicos, asociados, voluntarios, colaboradores en fin la familia redentorista estamos de fiesta y alegres. ¡Gracias Hno. José Enmanuel, C.Ss.R.! por este SI rotundo que nos llena de esperanza y de entusiasmo en el caminar misionero de la Provincia y de cada uno de los que amamos y vivimos esta vida redentorista. ¡Gracias, muchas GRACIAS!